sábado
13 abril
Search

¿Por qué las nenas de rosa?

Antes la cosa era al revés. Los varones de rosa, porque se lo consideraba un color más fuerte, más firme, más ligado al poder. ¿Cómo pasamos al mundo rosa de las nenas? Enterate.

Antes la cosa era al revés. Los varones de rosa, porque se lo consideraba un color más fuerte, más firme, más ligado al poder. ¿Cómo pasamos al mundo rosa de las nenas? Enterate.

Antes –aunque usted no lo crea–, la cosa era al revés. A los varones se los vestía de rosa. ¿Por qué? Se consideraba que el rosa era un color más fuerte, más firme, más ligado a la sangre y al poder. Por lo tanto, al equipo de los varones. Y en este mundo tristemente binario, las nenas se quedaban sin rosa.

¿Hoy qué dicen muchos? Rosa para las nenas porque suena a delicado, a piel tersa, suavidad, algún recuerdo a sangre, menstruación, a flores, tal vez. El mundo femenino.

Hay interesantes estudios antropológicos sobre el uso de los colores, y también estudios y encuestas sobre gustos y preferencias en distintas culturas. Como siempre, hay contradicciones y algunas coincidencias. Muchos acuerdan en estos puntos:

Durante los siglos XVIII y XIX, se empezó a vestir a los varones con ropas y adornos color rosa. Se piensa que esta moda viene de la Inglaterra de aquellos tiempos: los nenes eran vistos como “pequeños hombres”, y los hombres usaban uniformes rojos. Así que, fácil: hombres de rojo, niños de rosa. Unos tonos menos. Más suave.

La división cromática por equipos, a lo River-Boca, empezó durante la Primera Guerra Mundial. Rosa los niños, azul las niñas. La revista de negocios Earnshaw’s Infant Departmente publicaba esto en 1918: “La regla generalmente aceptada es rosa para los chicos y azul para las chicas. El rosa, por ser un color fuerte y decidido, es más adecuado para el varón, en tanto que el azul, más delicado y elegante, le queda bonito a las mujeres”. Todos los negocios de Estados Unidos y Europa recomendaban este uso.

Años ’40: los comerciantes hacen un intercambio. Barajaron y dieron de nuevo. Rosa para niñas y azul para varones. Guiados por estudios de mercado.

El rosa para las nenas y el azul para los varones es un triunfo rotundo del capitalismo de los últimos tiempos. Antes, los bebés se vestían de blanco. Todos. Por la sencilla razón de que era lo más cómodo para la hora del lavado. Lavandina para todos, y listo el problema. En la era pre-pañal descartable, la lavandina era el comodín de los hogares. Fueron épocas de bebé blanco lavandina, sin distinción de género.

La división se hizo firme a principios de los años ’80. Una razón irrefutable: las ecografías permitieron saber el sexo del bebé durante la gestación, y todos podían ir a hacer las comprar con anticipación. Las tiendas de EEUU se llenaron de ropitas rosadas para las niñas por venir, y lo mismo con los varoncitos. Éxito comercial.

Desde la Segunda Guerra Mundial, el rosa vende fuerte para las nenas. Date una vuelta por los locales de ropa para bebé, acercate a una vendedora/or y decile que vas a comprar un regalo para un bebé recién nacido. ¿Nena o varón? De ahí, a las pilas de ropas rosadas, con flores, delicadas para nenas; celeste, autos, pelotas para bebés varones.

La lista se alarga: decoración de cuartos infantiles, juguetes (sólo mirá las cajas de los Legos para niñas, cajas rosadas, piezas de encastre rosadas), tapas de libros, carpetas de escuela, cartucheras, lápices y lapiceras, tortas de cumpleaños, velitas. ¿Qué más se te ocurre sumar a la lista?

Compartir

Comentar

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquellos comentarios que incluyan insultos, sugieran o estimulen acciones violentas o inapropiadas serán eliminados, y su autor/a estará inhabilitado/a para volver a publicar comentarios en este sitio.

40 comentarios en “¿Por qué las nenas de rosa?”

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OTRAS NOTAS